Embarazo y alimentos prohibidos

¿Hay que comer por dos? ¿Qué hago con los antojos?

Seguramente si eres una mami primeriza estés más perdida que un pulpo en un garaje. No  hay problema. En este post te aclaramos cómo tiene que ser tu alimentación en el embarazo.

No, no tienes que comer por dos. En un embarazo normal tienes que engordar una media de 10 kilos. Y sobre los antojos… hay opiniones para todos los gustos. Digamos que como ya estás engordando, un poco más de helado no se va a notar, ¿no?

Empecemos por redactar la lista de la compra. Saca la libreta y apunta: comida real (alimentos frescos, de temporada y libres de ultraprocesados)*. Fin de la lista. 

Lo bueno de esta lista es que es apta para todos los públicos. Síguela y comerás bien el resto de tu vida. 

Aclaración: el asterisco del párrafo anterior significa que por muy naturales que sean determinados alimentos (algas, pescados grandes…) no son recomendables en el embarazo. Vayamos de lo general a lo particular.

¿Qué puedo comer en el embarazo?

Frutas, verduras, legumbres, cereales, frutos secos, carne, pescado, huevos, lácteos… Todo eso. Tienes combinaciones para no aburrirte en la cocina.

¿Te cuento un secreto? Si por el motivo que sea no comes mucha carne, porque no te gusta o porque quieres disminuir su consumo por motivos éticos, hay una solución para consumir proteínas de alta calidad.

Las legumbres son un alimento muy completo porque están llenas de fibra, minerales, vitaminas y proteínas. Pero como ningún alimento es perfecto, las legumbres no iban a ser más. La proteína de la legumbre es de baja calidad pero si lo juntamos con algún cereal… ¡voilà! Con esta combinación de legumbres y cereales obtenemos una proteína de alta calidad, igual que la de la carne.

Para rematar esta combinación y que sea una bomba saludable, añádele vitamina C. Así obtendrás mucho más hierro de las legumbres.

¿Las legumbres te dan gases? Añádeles hinojo, orégano o comino y ya no tendrás excusa para disfrutarlas.

Después de este inciso como embajadora de las legumbres, pasemos a los alimentos de la lista negra del embarazo.

¿Qué alimentos no son recomendables durante en el embarazo?

Quesos sin pausterizar

¿Comes más queso que un ratón? No podemos basar nuestra dieta en queso y vino, como los franceses. Los quesos tienen muchas grasas y cuanto más maduros están más colesterol tienen. El problema de no pausterizar un queso es que la bacteria Listeria puede campar a sus anchas y provocar problemas en el feto. 

Pescados grandes

La virtud está en el término medio: ni grandes, ni pezqueñines. El problema de los grandes depredadores del mar es que van acumulando mercurio en su interior porque comen peces más pequeños contaminados por este metal. La caballa, el pez espada, el lucio, el emperador o el atún rojo son pescados que es mejor evitar.

Huevos sin cocinar

Sí, hablamos de las salsas. Sí, de la mayonesa. También de la salsa holandesa, aunque no sea tan famosa en España. En este caso es la bacteria Salmonella la que puede provocar diarrea, fiebre y cólicos. Si has manipulado huevo crudo, limpia bien todos los utensilios de cocina que hayan entrado en contacto con él.

Productos ultraprocesados

Ni durante el embarazo, ni nunca. Este tipo de “alimentos” están vacíos, nutricionalmente hablando. Eso sí, están llenos de grasas, azúcares/edulcorantes, sal y conservantes. Si su lista de ingredientes es más larga que El quijote, déjalo en su balda y cámbiate de pasillo en el supermercado. 

Alcohol

Aunque nos hagamos los locos y no queramos enterarnos: ni un vasito de vino es recomendable en las comidas, ni la cerveza rehidrata. Se ha demostrado que los efectos perjudiciales del vino o la cerveza, no compensan las vitaminas o minerales que podamos obtener de ellos. Si no le darías de beber una cerveza a un niño, no te la bebas tampoco durante el embarazo. 

Verduras y frutas sin lavar

En esta aventura que dura 9 meses, el desinfectante alimentario va a ser tu mejor compañero en la cocina. La bacteria E.coli o el virus de la hepatitis A o E pueden  estar presente en frutas y verduras contaminadas. Si vas a comer fuera de casa, evita las ensaladas, por si las moscas.

Pescados crudos

Si cuando tus amigos piden pizza un viernes por la noche, tu pides sushi… Tengo malas noticias. Di adiós al sushi (y a los boquerones en vinagre) durante 9 meses. Evita todas las comidas crudas y elige procesos de elaboración que alcancen altas temperaturas (o muy bajas, menos de 20ªC) para que no quede ninguna bacteria o parásito suelto (Anisakis, en el caso del pescado).

Esperamos haberte ayudado a hacer la lista de la compra más fácil. ¡Disfruta de tu embarazo!

firma paloma sastron toledo

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Holler Box