¿Las vacunas funcionan? ¡Claro que sí!

La Semana Mundial de la Inmunización tiene como lema #vaccines work y tiene la finalidad de promover el uso de las vacunas para seguir protegiéndonos a todos.

Parece mentira que haya que hacer esta afirmación “las vacunas funcionan” a estas alturas de la historia pero por desgracia hay que seguir recordando la de vidas que se han salvado gracias a las vacunas. A los haters de las vacunas que dicen que es un invento de la industria farmacéutica para ganar más dinero te contaré que es algo mucho más antiguo que el “ente” maligno que es ahora la industria farmacéutica para muchos.

Para asegurar una vacunación eficaz dependemos de la cooperación de cada uno de nosotros para conseguirlo, también llamada inmunidad de grupo. Cuantas más personas estén vacunadas más protegidos estaremos frente a las distintas enfermedades.

Un breve recordatorio del funcionamiento de las vacunas. Las vacunas interactúan con el sistema inmunitario para producir una respuesta similar a la que produciría la infección natural, pero no causan la enfermedad ni exponen a la persona inmunizada a riesgos de posibles complicaciones. Dicho esto…

¿Cómo fue?

Las vacunas se descubrieron como todo, observando la naturaleza, que es más sabia que todos nosotros y hablando con la gente. Todo empezó cuando el médico Edward Jenner escuchó a una lechera de su pueblo decir lo siguiente:

Yo no cogeré la viruela mala porque ya he cogido la de las vacas.

A raíz de este comentario empezó a darle vueltas a la cabeza. La vaccina o viruela de las vacas es una enfermedad que producía una erupción en las ubres de estos animales. Edward observó que los ordeñadores que se contagiaban de la viruela de las vacas rara vez enfermaban si había una epidemia de viruela. Por lo tanto, si un primer contacto o contactos sucesivos con el patógeno les hacía inmunes a la viruela…¡Eureka! Aquí hay tomate debió de pensar Edward.

A partir de ese momento, Edward Jenner intuyó que esta experiencia podría llevarse a la práctica y dedicó más de veinte años de su vida a estudiar este tema. En 1796 llevó a cabo su famoso experimento de inmunización con linfa de viruela vacuna, y en aquel momento se inauguró la era de la vacunación.

Las vacunas hoy

La inmunización salva millones de vidas y en todo el mundo se la reconoce ampliamente como una de las intervenciones de salud más eficaces en relación a su inversión y que da mejores resultados. Aun así, a día de hoy sigue habiendo en el mundo 19,4 millones de niños sin vacunar o insuficientemente vacunados.

A pesar de las mejoras registradas en los países y la importante tasa mundial de introducción de vacunas nuevas, los avances hacia todas las metas de eliminación de enfermedades, relativas al sarampión, la rubéola y el tétanos materno y neonatal, llevan retraso.

La inmunización es una estrategia fundamental para el control de las hepatitis víricas y es el freno de la resistencia a los antimicrobianos. Las vacunas mejoran la calidad de vida desde el recién nacido con su lote de vacunas en los primeros años de vida hasta las personas mayores con su vacuna de la gripe.

vamos a por los mitos

A estas alturas las vacunas no son necesarias, con agua potable en las casas y medidas higiénicas es suficiente.

Nunca es suficiente. Muchas infecciones se propagan independientemente de la higiene que tengamos, aunque obviamente un buena higiene mantiene a muchos patógenos a raya. Si dejásemos de vacunar a la población, muchas enfermedades como la polio (recordemos que la polio sigue dejando a muchos niños paralíticos) y el sarampión se volverían mucho más peligrosas.

Es mejor inmunizarte de forma natural que por las vacunas.

¿Es mejor la muerte por sarampión? ¿o el cáncer de hígado producido por la hepatitis B? A mi me parece que no. Estamos hablando de enfermedades serias con implicaciones aun más serias. No estamos hablando de un catarro o un dolor de tripa, hablamos de parálisis en el caso de la polio o encefalitis y ceguera causadas por el sarampión. Si quieres arriesgarte tú o a tus hijos, piénsatelo dos veces.

Las enfermedades que se previenen con vacunas están prácticamente erradicadas en España, ya no me hace falta ponérmelas.

¡Hola globalización! En un mundo tan conectado, los patógenos también tienen libre circulación y con el trasiego de personas de las últimas épocas, más todavía. Estos bichitos no conocen de fronteras ni países. Por ejemplo, a partir de 2005, en Europa occidental se produjeron brotes de sarampión en poblaciones no vacunadas de Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Italia, el Reino Unido y Suiza. No hace falta irse al Congo para traerse algún “amigo”.

Las vacunas contienen mercurio, que es tóxico.

¡El pescado también! Y no por eso dejamos de comerlo. Lo seguimos comiendo porque los beneficios siguen siendo mayores que el mercurio (no sabemos cuanto) que podemos ingerir. Las vacunas llevan mercurio porque se utiliza como conservante. Es ampliamente utilizado en las vacunas que se suministran en ampollas de dosis múltiples. No hay evidencia científica que la cantidad de mercurio que lleven las vacunas sea perjudicial para la salud. De hecho, el tipo de mercurio que llevan las vacunas, etilmercurio, es mucho menos pe­ligroso porque se elimina más rápidamente del orga­nismo.

Las vacunas causan autismo.

NO. Por desgracia poco se sabe todavía del autismo y muchas son las ganas de descubrir el porqué de esta enfermedad. ¿A qué se debe esta afirmación? En Estados Unidos entre los años 1999 y 2007 hubo más de 5000 demandas de padres de niños con autismo que afirmaban que la vacuna triple vírica (sarampión-paperas-rubéola) era la causante del autismo de sus hijos. A partir de esta devastadora afirmación se llevó a cabo la mayor investigación sobre este tema hasta entonces. En 2009 un juez dictaminó que la vacuna nada tenía que ver con el autismo de sus hijos.

mi opinión

Creo que ha quedado patente lo seguras que son las vacunas y la importancia de tener una conciencia cívica para con la sociedad. La pregunta que quisiera lazarle al universo y a los fanáticos antivacunas es la siguiente: ¿es el aspecto económico el único que os mueve para decir que las vacunas son innecesarias? Casi todas las vacunas están financiadas por la Seguridad Social. Entonces…¿Cuál es la pega?

Y tú, ¿qué opinas?

 

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Holler Box