5 Mitos sobre la protección solar

¿Son los filtros solares tóxicos? ¿Me vale el protector solar de un verano para otro? Pasen y vean todas las dudas sobre protección solar del mundo.

Como no puede ser de otra manera, en Navidad hablamos de comilonas-regalos y en verano, de sol-vacaciones. La mente humana es compleja, o eso dicen.

El sol, algo tan necesario para vivir y tan dañino a la vez. ¡Qué paradoja! Y sino que se lo digan a las personas que viven en el norte de Europa y las tasas de depresión que tienen los pobres. El sol nos da vidilla, nos pone de buen humor y se encarga de quitarnos la cara de acelga o el moreno “flexo” que tenemos durante el invierno. Todo en su justa medida. Casi todo, mejor dicho. Hay cosas cuya medida son cero, como las drogas o el tabaco.

Cada vez hay más deficiencia de vitamina D porque no nos da el sol. Estarás pensando que cómo puede ser eso en España si hay siempre un solazo de escándalo. Pues sí señor, así es. “No se vale” (como dicen los niños pequeños) pegarse el atracón de sol en verano y el resto del año ver el sol por la tele.

Te puede parecer una locura que yo, farmacéutica y defensora de causas nobles como esta, te diga que tomes el sol. Déjame explicarme que estoy viendo que tiras todas las cremas del sol a la basura.

Para que nuestro cuerpo absorba la vitamina D de la dieta o de medicamentos, es necesario que el sol la active a través de la piel. Solo son necesarios menos de 30 minutos al día de sol para que podamos absorber la vitamina D.

No tiene por qué darte el sol en la cara, que luego vienen los llantos con las manchas. Las piernas y los brazos son las partes más recomendables.

¿Sabías que la vitamina D previene el cáncer de piel?

Esta vitamina se acopla a receptores cutáneos impidiendo que se forme el tumor. Ya sabes, desempolva los pantalones cortos y saca las patucas a pasear y que les dé un poquito el sol.

Antes de empezar, vamos a aclarar que significan las siglas SPF y para qué sirven. SPF significa factor de protección solar, de sus siglas en inglés: Sun Protection Factor. El SPF multiplica tu protección endógena según tu fototipo de piel. Por ejemplo, si eres fototipo 1 y tardas 10 minutos en quemarte, la protección solar 50 te protegerá 50 minutos.

A continuación de resuelvo dudas y desmiento mitos que oigo, leo y veo en la farmacia, en la piscina y en la playa y como no, en redes sociales. Las redes sociales parecen la nueva Wikipedia y hay que tener un cuidado extremo para discernir entre información verídica y charlatanería.

Sumar SPF.

Te pongo en situación: te vas a la piscina y en tu bolso solo tienes crema con factor de protección 20. Tu amiga tiene SPF 30 y decidís poneros dos capas de crema. Así las dos cremas sumarán 50 y estaréis más protegidas. Craso error. Los SPF no se suman y prevalecerá la capa exterior y su factor de protección.

Los filtros solares son tóxicos.

Esta es la última locura que he oído de boca de unas YouTubers con miles de seguidores. Ningún cosmético que se ponga a la venta va a tener en su composición ningún ingrediente que sea dañino para la piel. Todos los productos dermatólogicos que lleguen a tus manos han sido sometidos a pruebas de seguridad.

Lo que sí es dañino o tóxico para la piel es el cáncer de piel. No protegerse frente al sol por miedo a los filtros solares es comprar todas las papeletas para aumentar la probabilidad de que te toque. El cáncer no se devuelve ni se cambia por otra cosa.

Mi maquillaje con SPF 15 me protege de sobra.

¿Te has dado cuenta de lo que los SPF de los maquillajes no superan el 20 de protección? Es porque al aumentar el factor de protección aumentamos la parte grasa de su formulación. Y no interesa que un maquillaje quede graso en la piel. Además esos maquillajes con protección solar protegen frente a los rayos UVB pero no contra los UVA.

Con una aplicación al día es suficiente.

La protección solar hay que renovarla cada dos horas y al salir del agua. Aunque no hayan pasado esas dos horas. El sudor, la ropa, el agua y el tiempo mismo hacen que la protección solar vaya disminuyendo a medida que pasan las horas.

Reutilizar los protectores solares del año anterior.

En todos los envases de cosméticos hay un simbolito de un tarro con un número dentro. El símbolo PAO, viene del inglés Period After Opening o lo que es lo mismo, cuántos meses durará el producto en buen estado. En los solares suele haber un 12M dentro del tarrito, por lo que durarán un año en perfectas condiciones. También tienes que tener en cuenta que los protectores solares se pasan el verano recocidos en bolsos y mochilas de playa pasando calor. Este hecho tampoco favorece que duren más de un año.

¡Espero que no te líes este verano con la protección solar y que no te quemes ni un dia!

firma paloma sastron toledo

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Holler Box