1 de cada 8 mujeres pueden desarrollar cáncer de mama.

Nosotras podemos poner todo de nuestra parte para que esta cifra no se cumpla. Si vas al dentista o al oculista periódicamente, ¿por qué no incluir la cita del ginecólogo entre las más importantes?

Octubre se tiñe de rosa para la concienciación del cáncer de mama. Este tipo de cáncer es el que más afecta a las mujeres, pero no el que más mortalidad produce. Esto es así gracias a el aumento del número de campañas de prevención.

más vale prevenir que curar

Y hablando de cáncer esto importa más que nunca. No es lo mismo extirpar un guisante que una pelota de golf. Entre uno y otro el tratamiento puede ser más agresivo, la cirugía mayor y las complicaciones postoperatorias peores. El hecho de desarrollar cualquier tipo de cáncer esta escrito en nuestros genes en un alto porcentaje pero ese pequeño porcentaje sobrante es lo que nosotras podemos cambiar. Tu puedes elegir entre ir en autobús o ir andando, entre comer verduras al horno o una hamburguesa fast food o entre pedirte una caña o beberte hasta el agua de los floreros. Según numerosos estudios (que puedes ojear al final del post) el ejercicio, la alimentación, el ejercicio, el alcohol y los tratamientos hormonales sustitutivos tras la menopausia se han visto que influyen en el desarrollo del cáncer de mama. Todo influye y todo cuenta. También está en tu mano hacerte revisiones y mamografías periódicas con tu ginecólogo. En vez de pensar lo que duele hacerse una mamografía vamos a pensar lo afortunadas que somos en que esta prueba tan sencilla y nada invasiva nos puede salvar la vida. ¡Esta la mayor prevención que puedes hacer! Apunta en tu calendario una vez al año tu cita con el ginecólogo.

Si hablamos de prevención también hay que hablar de factores de riesgo, pero no te asustes. Que tengas un factor de riesgo no quiere decir que vayas a desarrollar cáncer de mama pero si me parece importante que los conozcas. En el 50% de los casos de cáncer de mama no se observa ningún factor de riesgo.

Casi todo lo que toque la función hormonal altera de un modo u otro el padecer cáncer de mama. Según nos hacemos mayores esta función puede verse alterada por tratamientos anticonceptivos, tratamientos para la fertilidad y tratamientos sustitutivos en la menopausia. Se ha visto claramente que este último es el que más aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad, sobre todo si el tratamiento es prolongado (más de 15 años) y si la terapia combina estrógenos y progestágenos. Si estás tomando complementos alimenticios a base de isoflavonas de soja para paliar los efectos de la menopausia, no te preocupes porque no contienen hormonas, como tal.

El embarazo y su revolución hormonal también influye en el desarrollo del cáncer de mama. Tener hijos a partir de los 35 años o no tenerlos influye negativamente en su desarrollo. Por el contrario, tener hijos a una edad temprana y la lactancia materna disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama. Los mecanismos por los que la lactancia previene del cáncer de mama son el retraso en el restablecimiento de la función ovárica, por un lado, y la disminución en los niveles séricos de estrógenos, por otro.

Por último la dieta y el ejercicio también van a influir en este aspecto de nuestra vida. El cuerpo es como reloj, totalmente conectado. No podemos pretender estar bien comiendo mal.

Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina

No me considero una extremista de la alimentación pero si que considero muy importante el hecho de comer bien, sano, natural y hecho en casa. Eso no quiere decir que no me tome una caña el fin de semana o un pizza de vez en cuando. Por que somos humanos y esta vida hay que vivirla, porque no tenemos otra. No podemos vivir obsesionados con calorías, grasas, azúcares… pero si ser conscientes de su influencia en nuestra salud.

Se ha visto que las mujeres obesas postmenopáusicas tienen unos niveles séricos de estrógenos elevados, debido a la conversión de los andrógenos suprarrenales a estrógenos en el tejido graso. Este parece ser el mecanismo de su riesgo más elevado.

Desde mi punto de vista este el punto que más me preocupa: las mujeres y su no-relación con el deporte. La sociedad y nuestra cultura no contempla a mujeres y niñas deportistas, eso se lo deja a los hombres. Esto poco a poco está cambiando y gracias a mujeres como Cristina Mitre, de la que me considero fan absoluta, que quiere cambiar el mundo a golpe de zapatilla. De zapatillas de mujeres. Mujeres normales, con trabajo, hijos, sin mucho tiempo y sobre todo: reales. Hacer deporte no te quita tiempo, te da horas de vida. De vida sana y feliz. Y encima te previene de muchas enfermedades muy muy feas. ¿No te parece la bomba? Seguiremos hablando de este tema largo y tendido en otro post. 

Por ahora solo que me queda decirte: PIDE CITA EN TU GINECÓLOGO YA. El cáncer de mama es un enfermedad grave pero si se detecta a tiempo se puede curar.

¡¡ÁNIMO A TODAS LAS MUJERES QUE LUCHAN DÍA A DÍA CONTRA ESTA ENFERMEDAD, SOIS EL MOTOR QUE MUEVE EL MUNDO!!

Este es un post totalmente informativo basado en diversos estudios, para más información consulta con un especialista.

Physical activity and cancer prevention data from epidemiologic studies.
Guide to breast health
Breast cáncer epidemiology, risk factors, and genetics

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Holler Box