caries embarazo

14
Abr

7 cosas sobre la higiene dental que no sabes.

Si te da más miedo ir al dentista que la película más terrorífica, deberías tener unos hábitos dentales de miedo.

Una limpieza exhaustiva de la boca y los dientes te puede evitar muchas visitas al dentista. Seguro que crees que ya sabes todo lo necesario sobre limpieza bucal, pero te vamos a demostrar que no es así.

Mujeres embarazadas, extra de precaución.

En el embarazo cambia el pH de la saliva, las encías están más frágiles y bajan las defensas, por lo que hay más riesgo de que se produzcan infecciones o inflamaciones en la cavidad oral. Durante el embarazo, deberías ir al dentista, una o dos veces, para comprobar que no hay caries que estén haciendo de las suyas.

¿Mal aliento? Sigue leyendo…

El mal aliento está producido por exceso de bacterias en la cavidad oral. Sin una higiene adecuada, las bacterias del fondo de la lengua, las que se esconden en hueco entre los dientes o por las encías… producen compuestos sulfurados volátiles, que huelen mal.

¿Usas irrigador? Deberías.

Tener un irrigador en casa, es como tener al dentista en tu baño. El irrigador bucal es un aparato que produce agua (o agua con colutorio) a presión para limpiar en profundidad la cavidad bucal. Elimina el 99% de la placa bacteriana depositada en los dientes, las encías y los lugares de difícil acceso. Las personas que sufren de gingivitis o periodontitis, personas con ortodoncia o implantes deberían utilizarlo a diario, para un limpieza más exhaustiva.

Seda dental, siempre.

¿Seda, hilo o cinta dental? Como ves el mundo del diente no para de expandirse para mejorar nuestra salud bucal. El hilo y la seda dental es lo mismo. Se trata de un hilo compuesto por diferentes hilos. Sin embargo, la cinta dental es un conjunto de hilos con forma rectangular. En mi opinión, la cinta abarca más superficie a la hora de limpiar el diente y la encía, por lo que es una ventaja. Las cerdas del cepillo no llegan a todos los sitios, como por ejemplo a los espacios interdentales.

¿Por qué hay tantos tipos de cepillos interdentales?

Anchos, finos, en ángulo, rectos, de mil colores… El color del cepillo interdental no solo es una cuestión estética, indica el grosor del cepillo. Para la zona anterior de la boca están indicados los cepillos con cabezales cilíndricos, mientras que para las muelas es recomendable usar los cabezales cónicos. Para elegir el tipo de cepillo interdental, dependerá de cuánto espacio haya entre diente y diente.

Cuidado con los blanqueadores dentales.

Si sufres de sensibilidad dental, tendrás que tener cuidado y preguntar primero a tu odontólogo a la hora de utilizar productos blanqueantes. Muchos de ellos, son muy agresivos con el esmalte y lo que hacen es “pulirlo”. Elige blanqueantes con peróxidos. Recordemos que el esmalte recubre la dentina, que a su vez guarda la pulpa dentaria o nervio.

Clorhexidina, a veces.

Muchos colutorios contienen clorhexidina, un antiséptico ideal para situaciones de prevención o tratamiento de infecciones: implantes, extracciones, infecciones… Su desventaja es que no se puede utilizar de manera continuada por riesgo de que amarillee los dientes.

firma paloma sastron toledo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Al aceptar este formulario, declaras haber leído y aceptado la Política de Protección de Datos (la puedes descargar al final de la página de inicio).
Holler Box