Leer solo si vas a hacerte un tatuaje

Los tatuajes son como… El apio, la coliflor o el pepino.

O te encantan o te espantan. Puedes ser como yo, que te gusta verlos en pieles ajenas.

También se dice que no puedes tener solo uno. Que una vez que empiezas es como el rascar… todo es empezar.

Se estima que un 24% de la población de Estados Unidos está tatuada. Seguramente te estés imaginando al típico motero, melenudo, subido a su Harley-Davidson y lleno de tatuajes. Yo también.

En Europa somos más clásicos y el porcentaje de personas tatuadas baja a un 12%. Si este número no te dice nada, vamos a convertirlo en número de personas: 60.000.000 de personas con uno o más tatuajes en sus carnes.

Y yo pienso… Con tanta gente tatuada en el mundo y con la antigüedad que tienen los tatuajes… ¿Por qué no existe ninguna normativa sobre las tintas que se emplean?

¡La gente está como loca con los parabenos de las cremas, el aluminio de los desodorantes o las siliconas para el pelo!

¿Y la tinta de los tatuajes? Se ha comprobado que la tinta de los tatuajes pueden contener metales como: níquel, plomo, cadmio, arsénico, aluminio y mercurio. Entre otras bondades. Todos estos metales están prohibidos en formulaciones cosméticas.

También se han encontrado hidrocarburos aromáticos policíclicos, aminas aromáticas primarias, conservantes y bacterias. Este cóctel no suena muy bien para inyectarlo debajo de la piel.

Lo único que se sabe con un poco más de certeza es que la tinta roja, es la peor de todas. Contiene colorantes azoicos, unos compuestos orgánicos potencialmente tóxicos.

El problema es que esta mezcla de compuestos tóxicos no la vamos a poner sobre la piel, la vamos a inyectar dentro de la misma. Una vez inyectada, nuestro sistema inmunológico entra en alerta y empieza a mandar a todos sus soldados para ver qué pasa.

La tinta es un elemento extraño dentro de nuestro cuerpo. Los soldados, como los macrófagos, intentarán eliminarla a toda costa, en balde. Parte de la tinta llegará a la linfa y terminará en los ganglios linfáticos, pensando que la pueden depurar. Pues no señor. Ahí se quedará acumulada por siempre jamás.

¿Sabías que un ganglios linfáticos pigmentados puede ser confundidos con cáncer de piel negro? La única forma de averiguarlo sería abriendo y analizando. Vaya plan.

Estarás pensando que la gente se lleva tatuando toda la vida y nunca ha pasado nada. Seguramente nadie se muera por hacerse un tatuaje. Pero todo suma. Nadie se va a morir por consumir más azúcar de lo normal. Todo cuenta. Nadie va a enfermar por respirar los humos de los coches…

El problema es que vamos acumulando sustancias tóxicas, sin querer en el organismo, hasta que el cuerpo enferma.

Para la piel, un tatuaje es como una cicatriz y hay que tratarla como tal. El empleo de cremas cicatrizantes y reparadoras de la piel, junto con una higiene exhaustiva, es esencial para que evolucione positivamente la apariencia del tatuaje.

El sol es el peor enemigo de los tatuajes. La piel tatuada va perdiendo color porque debido a la tinta absorbe más radiación. Usar protección solar SPF 50+ es obligatorio si queremos mantener un tatuaje bonito.

Hace un años que se empezaron a eliminar los tatuajes indeseados de la piel con láser. Al margen, que pueda quedar mejor o peor, la tinta acumulada en los ganglios linfáticos no se puede eliminar.

La verdad es que es para pensárselo dos veces antes de marcar tu piel para toda la vida.

firma paloma sastron toledo

Fuentes:

https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/tattoos-and-piercings/art-20045067

http://ladival.es/productos/luce-tu-piel/ladival-pieles-tatuadas/

https://www.aad.org/media/news-releases/caring-for-tattooed-skin-tips-from-dermatologists

“Cuestión de Piel” escrito por Yael Adler.

2 Comments

  1. Cristina-Reply
    23 agosto, 2018 at 3:00 PM

    Muy interesante!! Curiosamente mucha gente que está en contra de ciertos productos químicos, va tatuada

    • Paloma Sastrón-Reply
      23 agosto, 2018 at 3:03 PM

      Justo eso es lo que más gracia me hace! No tiene sentido que mucha gente no use cremas con parabenos pero se inyecten tinta de dudosa composición debajo de la piel!

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Holler Box