El palito ha dicho que sí. ¡Oh Dios mío, estoy embarazada! ¿Qué hago? ¿Qué me tomo?

En el preciso momento en el que te confirman que estás embarazada, ya sea un test en el baño de tu casa o en el ginecólogo, te cambia la vida.

Te cambia el pelo, la piel, el humor, el sueño… Todo esto debido a nuestras queridas hormonas, que son como gnomos “maquinando” dentro de nosotras.

via GIPHY

Al igual que todo nuestro cuerpo cambia, también debemos tener en cuenta unas necesidades que antes no teníamos. Nuestro cuerpo nos pide una serie de nutrientes que antes, ni fu ni fa oye.

Empiezo por el que más te puede sonar: el ácido fólico. Si todavía no estás embarazada pero y te lo estás planeando, ya estás tardando en tomártelo.

ácido fólico

El ácido fólico es un nutriente esencial para la fusión del tubo neural, del que posteriormente se originará el sistema nervioso central. Este proceso sucede entre los días 21 y 27 de la vida del embrión, tu futuro bebé. Por ese motivo te contaba que, si ya tienes en mente embarazarte ,empieza a tomarte ácido folico, YA.

Esto debe de ser top secret porque un tercio de las españolas no toma la cantidad de ácido fólico suficiente. Se recomienda el consumo de un suplememento de ácido fólico de 0,4 mg/día con una antelación de entre 1 y 3 meses previos a la concepción, hasta final del embarazo.

Algunos alimentos ricos en folatos son los vegetales de hoja verde (espinacas, brócoli, espárragos…), las frutas, los cereales, las legumbres, las levaduras y los frutos secos. Para conseguir la cantidad diaria recomendada de ácido fólico a partir de los alimentos nos tendríamos que atiborrar de los mismos. Y no es plan. A ver si no vas a volver a comer espinacas en tu vida por estar empachada durante 9 meses. Popeye ya nos dejó claro los beneficios de las espinacas.

Otro mineral importante en el embarazo es…

el hierro

Muchas personas, no embarazadas generalmente, llegan a la farmacia y piden hierro sin receta. Así, tal cual. Dame hierro, como quien pide una barra de pan. Se ven cansados y lo achacan a falta de hierro. Puede ser anemia. O no serlo. Solo lo sabremos con una analítica de por medio.

¿Sabías que un exceso de hierro es perjudicial para el organismo? Como lo oyes, el exceso de hierro se acumula en el hígado, el páncreas, el corazón y las articulaciones, generando radicales libres que dañan nuestras células. Vaya, vaya, vuelven a aparecer por el blog los radicales libres. Si es que son más malos que tener hambre antes de dormir.

Volviendo al embarazo, la anemia ferropénica es la deficiencia nutricional más frecuente del embarazo. Si el ginecólogo lo considera necesario podrías tomar un suplemento vitamínico con hierro o, si se quedase corto, medicamentos cuyo principio activo es el hierro (Tardyferon, Fero-gradumet…). Para que se absorba bien el hierro es vital tomarlo en ayunas con zumo de naranja. Debes evitar el té, la leche y el café.

Otros nutrientes clave en el embarazo son la vitamina B12, el yodo y los ácidos grasos omega 3.

ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son beneficiosos para el bebé por varios motivos:

  • Menor probabilidad de parto pretérmino. 
  • Mayor peso en el recien nacido. 
  • Disminución de riesgo de hipertensión. 
  • Mayor desarrollo del sistema nervioso y la función visual. 

La cantidad diaria de ácidos grasos omega 3 debería ser de 200mg. Esta cantidad la puedes obtener del pescado azul (sardina, salmonete, salmón, trucha, bonito, rodaballo, caballa, anchoa, boquerón…). Eso sí, debes evitar los peces más grandes que son depredadores: pez espada, tiburón, caballa gigante, atún rojo o lucio. No es que yo tenga nada en contra de los pescaditos grandes. Lo que no me gusta un pelo es la cantidad de mercurio que almacenan estos animales. Cuanto más grande sea el pez, más probabilidad hay de que ingiera peces más pequeños que tambien estén contaminados con este metal pesado.

Si no quieres darle más vueltas a la cabeza al tema del mercurio, te aconsejo que tomes los ácidos grasos omega 3 como complemento alimenticio. En pastillas, vamos.

Lo más cómodo del mundo son los complementos alimenticios especiales para el embarazo. Estos complementos tienen las vitaminas y minerales que necesitas: ácido fólico, vitamina B12, B6, B1, B2, B3, yodo, hierro, ácidos grasos omega 3 (DHA), ácido pantoténico…

Desde la Farmacia Alicante Golf te recomiendo Femivit fólico, Gestagyn embarazo y Donna plus embarazo:

Cualquiera de estos complementos nutricionales te va a venir de perlas a ti y a tu bebé.

¡Disfruta de esta etapa preciosa, futura mamá!

firma paloma sastron toledo

Fuentes:

Las 100 preguntas del embarazo (Modesta Casinello, Sofía Fournier, Marián García, Gema Herrerías e Inma Riu). 

Imágenes:

Designed by Freepik
via GIPHY

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Holler Box