Zovirax, Aciclovir… lo que sea para combatir el horror de los horrores: el herpes (Herpetegildo para los amigos).

Te cuento 3 cosas que seguro no sabes sobre el herpes.

Los herpes, esos virus que te acechan en silencio y en el peor momento posible… ¡zasca!

Si sufres los herpes, como yo, habrás entendido a la perfección mi odio-miedo hacia estos virus. Para los afortunados que no los sufrís os contaré por qué son un T-O-S-T-Ó-N. Como ves, lenguaje técnico por encima de todo.

Herpetegildo es el invitado más inoportuno, el huésped que no quieres que nunca venga. Por que cuando viene no se queda un día o dos, no. Se queda de 10 a 15 días. Viene con maleta, dispuesto a potenciar esos momentos de máximo estrés. Estrés, bajada de defensas, frío… Vamos, que llega para rematarte.

El segundo motivo de que sean un tostón es que son sangre de tu sangre. Me explico: una vez te contagian, el herpes se queda “dormido” en las terminaciones de nerviosas y aflora en cualquier momento. Por eso, no hay cura para el herpes, solo tratamientos paliativos para el momento en que asoma la cabeza. Los herpes como las hipotecas son para toda la vida. De hecho prefiero una hipoteca, que en algún momento se acabara, creo yo.

Empezamos esta clase magistral sobre los herpes. Existen dos tipos de herpes: herpes simple y herpes zoster. ¿Diferencias? A grandes rasgos, el herpes simple suele aparecer en la cara (sobre todo en los labios) y en los genitales (horror máximo) y el herpes zoster es el conocido como “la culebrilla” que puede salir por el cuerpo.

El herpes más común, más leve y del que mas vamos a hablar es el del labio, obviamente. Pero no le voy a quitar importancia, que no sabéis lo que es reírse y que se ponga a sangrar. O que te pregunten todo el rato, ¿qué es eso? La indiscreción de la gente es infinita. Un día les contestaré: “es un tatuaje que me hicieron los extraterrestres cuando me abdujeron y me llevaron a su OVNI, las vesiculitas que ves son unas micro cámaras que graban la vida terrestre, así que estas saliendo en su Gran Hermano, ¡sonríe!”

3 cosas que no sabes sobre Herpetegildo

  • No se trasmite por beber de una botella. En ese caso estaríamos todos contagiados, ¿No crees? Los virus no sobreviven en cuerpos inertes y no creo que las botellas sean su hábitat favorito. Yo creo que prefieren una playa tropical o un labio bien sequito al que poder incar el diente.
  • Un herpes no es una calentura. Una calentura puede ser una irritación que sale en el labio y que en unos días puede desaparecer. La diferencia principal es que cuando el herpes acecha, la zona afectada empieza a calentarse y aparecen vesiculitas. En esta fase inicial es cuando puedes infectar a otras personas. Cuidadito con los besos, amores.
  • El sulfato de zinc es tu mejor amigo. Es una formula magistral que poca gente conoce porque se necesita receta médica para su compra. El sulfato de zinc es astringente y antiséptico. Te seca poco a poco las vesículas acortando el periodo de curación. Si no puedes ir al médico, hace poco descubrí una alternativa parecida al sulfato: Virexen. También es una solución alcohólica (ojo, que no sirve para emborracharse) que acorta la duración del proceso virico y ayuda a disminuir el dolor.

Tratamientos

Como casi siempre existen dos vías de tratamiento: vía oral y vía tópica.

La vía oral la recetará el médico y suele reservarse para el Herpes zoster que sale por el cuerpo. En estos casos es recomendable, sino necesario tomar analgésicos para el dolor. Los antivirales utilizados en estos casos son: aciclovir, valaciclovir, famciclovir… Son medicamentos fuertes que no se deben tomar a la ligera.

En el caso del Herpes simple, el típico del labio puedes utilizar “la típica cremita pequeña, esa baratita”. Es la descripcion del aciclovir de 2g en crema que mas oigo decir a la gente. Zovirax es la marca comercial y tiene una formato que me parece bastante práctico. Se trata de una bomba dispensadora, en vez del típico tubito del que se sale todo con una mínima presión. Es un poco más caro pero creo que merece la pena.

Si no quieres ir con el típico pegote blanco en el labio, han salido al mercado diferentes productos con acabado transparente. También están los típicos parchecitos que desde mi experiencia como usuaria, no hacen nada.

Mis consejos

Si por desgracia eres de mi bando y tienes Herpes simple lo más importante es mantener siempre la zona súper hidratada, siempre. La prevención siempre es lo mejor. Mi truco: yo utilizo pomadas reparadoras como Skin food de Weleda, Cicalfate de Avene o Aquaphor de Eucerin (los cacaos se me quedan cortos) todas las noches. Así me aseguro de reparar bien los labios por la noche.

En cualquier caso, en cuanto notes un hormigueo con quemazón actúa rápidamente para evitar que Herpetegildo se quede contigo más de la cuenta.

Y tú, ¿de qué bando eres?

firma paloma sastron toledo

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Bienvenido a nuestra farmacia!

No te pierdas nuestros posts más molones y suscríbete a nuestra newsletter.

Holler Box